Cambia el aspecto de tu hogar con suelo laminado

Para darle un nuevo aspecto a tu hogar sin la necesidad de tener que contar con empresas de reformas Barcelona, una buena opción es la de hacerte con suelos laminados, una excelente alternativa a la alfombra o al vinilo. Comparable en precio, ofrece una sensación de lujo, elegante y refinada. Fácil de limpiar y simple de instalar, debería ser una de las primeras opciones que tengas en cuenta a la hora de cambiar tu suelo.

Cada cuarto

Cuando busques un aspecto diferente en el baño o la cocina, considera su uso. Además de ser la opción ideal para habitaciones familiares, salas de estar y dormitorios, su capacidad para resistir el de agua lo hace perfecto para áreas propensas a derrames y salpicaduras. Instálalo en el comedor para una limpieza rápida y fácil después de cada comida. Ponlo en el baño para que parezca de madera. También lo puedes aplicar en sótanos donde quieras un aspecto exclusivo, pero necesites algo que pueda soportar un entorno ligeramente húmedo.

Asequible

Existe una amplia gama de precios, pero puedes encontrar fácilmente opciones de buena calidad que son muy asequibles. Algunas empresas incluso tendrán ofertas especiales en las que puedes obtener suelos laminados incluso por menos. Es la elección perfecta cuando necesitas suelos nuevos, pero tu presupuesto no es muy alto. Un beneficio adicional del laminado es que puede ser instalado por el propietario sin tener que comprar equipos costosos o alquilar herramientas eléctricas.

Amplio repertorio

Hay una increíble gama de colores y estilos en lo que respecta al laminado. Puedes escoger entre una decoración contemporánea o una más tradicional y clásica. También puedes optar por un toque exótico con láminas con aspecto de nogal brasileño.

Fácil instalación

Instalar laminado es muy sencillo. Las piezas se colocan en su lugar, se unen y se dejan solas para que se seque la tira pequeña de pegamento. Se necesita una sierra básica para cortar las piezas, aunque una sierra eléctrica es la elección ideal para esto.

Bajo mantenimiento

Es muy fácil de limpiar. No es propenso a manchas o rasgaduras, por lo que la limpieza suele ser tan simple como barrer el suelo y luego humedecerlo.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *